Yastánaquiiii…


Sí, chatinas y chatines… han vuelto… y no hablamos de las rebajas o del Turrón de Jijona (que ese ya está aquí desde primeros de mes), sino de la Campaña Electoral y las Elecciones. Otra veremos la ciudad llena de papelitos con la cara del candidato en cuestión mirándonos para conseguir nuestros voto, a las unidades móviles de los partidos con la megafonía a todo trapo repitiendo una y otra vez la misma “cançoneta”. Otra vez tenemos que pasar por la urna como mero trámite para vuelva a suceder lo mismo venga quien venga. Ellos invierten en la campaña, nosotros pasamos por el aro y al fina todo queda igual que el día anterior.

Mejor que caigan chuzos de punta

Mismo perro con distinto collar


Se acabó (¡¡por fín!!) el período electoral. Terminó una campaña que se ha basado en desprestigiarse entre unos y otros, en vez de aportar soluciones a la situación económia actual y que ha estado marcada por las acampadas-protesta de los ciudadanos que ven cómo la democracia peligra. Ahora toca que unos se monten la fiesta y que otros se pongan a pensar en sus fallos y mientras tanto el que sale perjudicado siempre es el mismo… el pueblo.

Ni azul ni rojo... yo lo veo todo negro