Pito pito gorgorito…


.. o al menos es lo que ocurrió el pasado Jueves. Y es que el clima no sabía cómo presentarse y nos deleitó con un popurri de fenómenos meteorológicos: llovió, hizo sol y luego nos dejó una racha de viento que hizo trabajar al cuerpo de bomberos de forma excepcional. A eso le añadimos que, si el domingo pasado notamos una bajada de temperatura, digna de coger resfriados (como el que llevo yo), hoy hemos sufrido un calor poco usual para las fechas. Quien sabe… igual el hecho de ver una nevada en «La Terreta» está cerca…

¡Voy a ser yo!...
¡Voy a ser yo!...