A la caza del voto


Ya estamos en la cuenta atrás para ir a depositar, una vez más, el sobrecito en la urna. Como cada comicios vuelven las obras inútiles en la ciudad, las furgonetas con el himno correspondiente sonando al más puro estilo regetón, la propaganda postal, los carteles y vallas publicitarias… y sobretodo los mismos discursos por parte de los dirigentes, a quienes sólo se les ve cuando hay que salir en la foto.

Parece que fue ayer que decían lo mismo...
Parece que fue ayer que decían lo mismo…

Yastánaquiiii…


Sí, chatinas y chatines… han vuelto… y no hablamos de las rebajas o del Turrón de Jijona (que ese ya está aquí desde primeros de mes), sino de la Campaña Electoral y las Elecciones. Otra veremos la ciudad llena de papelitos con la cara del candidato en cuestión mirándonos para conseguir nuestros voto, a las unidades móviles de los partidos con la megafonía a todo trapo repitiendo una y otra vez la misma “cançoneta”. Otra vez tenemos que pasar por la urna como mero trámite para vuelva a suceder lo mismo venga quien venga. Ellos invierten en la campaña, nosotros pasamos por el aro y al fina todo queda igual que el día anterior.

Mejor que caigan chuzos de punta