Ho, Ho, Ho


El señor de las barbas blancas que cruza el mundo entero repartiendo ilusión (y no nos referimos a Dios) vendrá dentro de poco por la Millor Terreta del Món. Aún estamos a tiempo de dejarle nuestra carta… y esperamos de corazón que haga realidad.

Se ha olvidado decirle que no se lo devuelva
Se ha olvidado decirle que no se lo devuelva