Visita fugaz


El fin de las temperaturas cálidas en La Terreta se aproxima… otra vez tenemos que empezar a ponernos capas como si fueramos una cebolla o siempre podemos optar a migrar al sur del planeta, como hizo un enjambre de libélulas, de tamaño exagerado, que sobrevoló el cielo alicantino hace unos 10 días (y dónde estaba yo ese día para no verlo).

Eran tan grandes que ni las ví..