Hércules ONG


Es inexplicable lo que está sucediendo en la Calle Foguerer Romeu Zarandieta… la base del problema herculano sabemos dónde está, pero desde hace mil, pero mientras unos se debaten si la gota que colma el vaso es el entrenador o los jugadores, aquí nos encontramos «ayudando» a los rivales que nos acompañan en los puestos bajos de la tabla y que otros, que no pueden ni vernos, les caigamos simpáticos..

Así quizá se olvide de nosotros...
Así quizá se olvide de nosotros…

Yo no he sido…


Estimados herculanos… ya está. Ya lo sabemos. Todo el calvario que nuestro equipo blanquiazul lleva arrastrando de temporadas atrás tiene un único culpable.
Siento deciros que lleváis equivocados mucho tiempo, pues ¿cómo osáis pensar que, la persona que puso a la actual directiva y los propios mamandurrios de dicho grupo, pueden tener culpa de algo? No, no y tal… en todo caso, y que no se os olvide, son víctimas, por no saber, pobrecitos, lo que esta institucuión con una afición, que sólo sabe quejarse y no apoyar a un «grandísmo» jugador, «héroe de videojuego» de consola china barata, en un tiempo pasado, les tenía preparado.
No le déis más vueltas. Toda la culpa la tiene el mismo, única y exclusivamente.

Y al que diga lo contrario a la p*** calle

«… Y yo más!»


Otra vez. Lo ha vuelto a hacer. Y como si de su vehículo náutico se tratara, el Sr. de Los Yates ha dejado notar su presencia, haciendo que, una vez más, el histórico Atila gane puntos como hombre delicado.
Volvió para recordar que «el juguete» es suyo y que sólo jugará con quien él quiera.

Y como mínimo merezco una estátua

Ortiz, el Rey de «lorotros»


Vaya por delante decir que con la viñeta de esta vez no pretendo hacer gracia. Sólo quiero, como herculana, quejarme de los acontecimientos sucedidos y expresar mi malestar, pues el hecho de que una persona salvara al equipo blanquiazul, a regañadientes, hace unos años del desastre que se avecinaba, no le da derecho a hacer lo que le venga en gana por muy suyo que sea legalmente. El Hércules no es un juguete que cuando no se quiere se deja y cuando otros lo cogen quieren volver a tenerlo. Es el sentir de los 6000/7000 tontos de siempre que van al estadio sea la hora que sea.
Después de ésto queda demostrado que Atila fue mucho más considerado.

Macho Hércules

Quique... ahora SÍ que la has liado parda