Un Noé sin arca


… y es que no le hace falta para ofrecer una pequeña luz esperanzadora al equipo blanquiazul, que desde que ha empezado la temporada está sufriendo un diluvio mucho mayor que el contado en el “sagrado” libro.
El francés se puso ayer el mono de trabajo y devolvió el significado de “defensa” a la zaga herculana, que tanta falta hacía, y arrancando aplausos y gritos de ánimo del respetable. Con poco se ha ganado un hueco en un sitio privilegiado.

Hasta el "mismísmo" Negre Lloma le cede el sitio en el escudo...
Hasta el “mismísmo” Negre Lloma le cede el sitio en el escudo…
Anuncios