Votos que se metamorfosean en botos


Fin de semana cuanto menos movido, donde puntos y votos han sido decisivos para catapultar y estrellar candidatos y participantes.
Para algunos llegaron sin esperarlo, otros con esperanza, otros se resisten a creerlo y buscan y rebuscan después de tantas horas… pero al final la clave de todos ellos ha sido el pueblo y su noble frikismo, que sorprendentemente piensa y opina… aunque aún quedan muchos que no se pronuncian.

Ellos querían que "botáramos"...
Ellos querían que “botáramos”…
Anuncios

A la caza del voto


Ya estamos en la cuenta atrás para ir a depositar, una vez más, el sobrecito en la urna. Como cada comicios vuelven las obras inútiles en la ciudad, las furgonetas con el himno correspondiente sonando al más puro estilo regetón, la propaganda postal, los carteles y vallas publicitarias… y sobretodo los mismos discursos por parte de los dirigentes, a quienes sólo se les ve cuando hay que salir en la foto.

Parece que fue ayer que decían lo mismo...
Parece que fue ayer que decían lo mismo…

Y al patrimonio local, ¿cuándo le toca?


Año de elecciones, y se nota porque hay calles levantadas, cambios de aceras, obras nuevas de dudosa utilidad… hay que renovar “la ciudad” y rescatar las promesas realizadas en los anteriores comicios.
Y mientras tanto, el patrimonio local preguntándose, legislatura tras legislatura, que si en algún momento les tocará a ellos un poco de atención… de hecho, aunque una no es muy buena haciendo números, seguro que con todo lo que se lleva invertido en obras “inútiles” se podría adecentar parte del patrimonio que aún nos queda y no poner remiendos a los pobre.

...¡¡pero podemos andar por las rotondas!!
…¡¡pero podemos andar por en medio de las rotondas!!

Independencia, sí


Hasta podemos hacer un parque temático de ello...
Hasta podemos hacer un parque temático de ello…

Ahora que está tan de moda pedir una encuesta popular para ver si te quieres separar de tu país, “loralicantinor” no vamos a ser menos. No es ningún secreto que añoramos y deseamos separarnos de todo lo que tenga que ver con la capital del Túria, y ahora mismo nos ha salido un producto muy característico de esta zona con la que podemos copemtir perfectamente con el resto del territorio: nuestra propia corrupción. Está a un nivel tan alto que lo suyo sería que no tuvieran que venir “de fuera” a solucionarla.

 

La limpieza no es lo nuestro


“Alicante guapa, guapa”, dicen algunos.. pero en realidad dista mucho de estar limpia, y en algunos sitios de estar sana, como es el Barranco de Las Ovejas. Y es que entre unos que no hacen caso y otros que no es “de su competencia”, así estaba la zona de San Gabriel hasta hace unos días, en que el ayuntamiento dijo que limpiaría la zona. Lo que pasa es que… lo de limpiar no lo llevamos muy bien, y la pequeña playa de San Gabriel es la que ha pagado toda la dejadez y mal hacer a la que nos tienen acostumbrados aquellos que “manejan” la ciudad.

El ataque de las ovejas asesinas
El ataque de las ovejas asesinas

“Guardando” Luceros


En cajas especiales para reducir el impacto de las explosiones de la pólvora durante las fiestas, así está la fuente desde el pasado 18 por la noche. Pero no entera, ya que el cuerpo central está al descubierto, al considerar los expertos que “no es necesario”.
Sinceramente… ya que se hace, se hace todo, ¿o hemos de esperar a que la parte central sufra daños para hacer lo mismo?

Optamos por darle el primer premio.
Optamos por darle el primer premio.