Para unos sí… para otros no…


Esa es la realidad de esta nuestra provincia… Parece que nos empeñamos en “ayudar” iniciativas que, particularmente, son consideradas innecesarias, mientras que otras que pueden ser beneficiosas se quedan en saco roto. Esto es así.

Y una alfombra roja también
Y una alfombra roja también
Anuncios

Una molestia llamada “Lucentum”


Pero “vamoraver”… desde luego… ¿cómo se nos ocurre, a un pueblo playero, Alicante, tener un equipo de baloncesto que trabaje y consiga, por méritos propios, jugar en ACB, clasificarse para un play-off de ascenso por el título y jugar en Europa y volver a subir a la máxima categoría del baloncesto español, después de un descenso en los despachos? ¿Cómó osamos hacerle sombra el equipo de basket todopoderoso y magnífico de “tots els valensians”, el único que es digno en esta “La Nostra Comunitat” de pasear “nuestro” nombre por las principales canchas de España y Europa… Un poquito de por favor… Menos mal que el Consell ya he a puesto remedio al asunto.

"Cualquier cancha de San Blas para jugar os sobra"
“Cualquier cancha de San Blas para jugar os sobra”

¡Que sí, Joder, que vamos a ascender!


Mucho ha llovido desde aquella noche, donde un binómio formado por David Gil y José Mª Calderón dirigía a un grupo de jugadores que llevaban a esta ciudad a la élite del baloncesto español por primera vez. Ascensos, descensos, partidos épicos, incertidumbre y alegría. Todo eso ha acompañado al Lucentum durante estos años donde el problema siempre ha sido el mismo: alguien que apostara por un club trabajador, que ha conseguido unir a la provincia, planificado, que rema hacia adelante y lucha por objetivos como el de ayer.
Alicante es de ACB desde aquel primer ascenso. Sólo falta que alguien se de cuenta de una vez. LU-CEN-TUM!!!

La pesadilla del R.Madrid ha vuelto...
La pesadilla del R.Madrid ha vuelto…